Skyfall [2013] – ★★★★

Home Alone: Bond Edition

No soy un gran fan de James Bond, me gustan muchas de sus películas, otras no me gustan nada (especialmente las de Pierce Brosnan) y otras ni siquiera las he visto. Pero considero que el personaje forma parte por derecho propio en la historia del cine por lo que es muy necesario respetarlo y honrarlo con cada película y no adaptarlo a modas pasajeras.
Con la nueva saga de películas y el cambio de protagonista hemos visto lo mejor y lo peor de la saga.Para mí Casino Royale fue un peliculón de acción, elegancia y sofisticación. Los puristas (pelmazos) la criticaban porque James Bond era rubio (las rubias no somos tontas) y porque era más tosco y duro que antes. Ese empaque físico encontraba, a mi parecer, su lugar perfectamente en un cambio de rumbo que respetaba con creces la saga.


Después llegó Quantum of Solace (Quantum of Suckage) y no funcionó nada por ningún sitio con ese giro del personaje a la acción, ese querer ser Jason Bourne y tanta cacharrería barata que te dejaba agotado y estupefacto ante semejante despropósito.


Ahora le ha tocado al bueno de Sam Mendes arreglar el desaguisado y volver a poner a la franquicia en sus vías, recuperando el pasado pero sabiendo adaptarla a los tiempos y volver a hacernos creer que Daniel Craig puede tener cuerda para rato como espía que bebe martinis y no como bruto de acción al estilo Steven Seagal. Durante el visionado y especialmente después de él comprendemos que Sam Mendes ha calcado y reconducido con éxito el personaje, jugando perfectamente con la nostalgia y sabiendo calibrar el entretenimiento de manera perfecta para hacer uno de los mejores Bonds de la historia.

Y lo hace con verdaderas escenas de acción bien dirigidas, con un argumento que tiene algo más que decir que “un malo va a destruir el mundo, así que corramos a destruirle mientras secuestra a la chica de turno” y con un antagonista de verdadera altura. Daniel Craig nunca se ha encontrado tan cómodo en su papel, ha clavado la ironía y la chulería del personaje y la saga ha vuelto a sus fueros recuperando con todo su esplendor su propio universo e identidad. El hecho de que todo gire en torno a la lealtad hacia uno de los personajes más emblemáticos de  la saga es un acierto en todas las direcciones como la manera en la que están diseñadas y encuadradas cada escena de acción, ver en IMAX la escena en los rascacielos es una gozada para todos los sentidos.


Otro de los grandes pros de la cinta es el hecho de contar con secundarios con peso y ahí entra la participación de nuestro Javier Bardem como villano con peso y carismático de la cinta. Vuelve a ponerse unos pelos raros y a dotar de su personaje de ambigüedad sexual para dar una contrapartida de éxito a la cinta. El merecido peso de “M” es otra de las grandes bazas de la película con una siempre impecable Judi Dench.


Pero lo que mejor maneja la película son los tiempos y el ritmo de la acción, controlando el pulso y el sembrado de la acción y sabiéndote llevar siempre con intensidad de una escena a otra, pero es que además recupera el buen hacer de la saga con grandes guiños históricos y ampliando la leyenda del personaje con nuevos detalles. Esta cinta tiene un guion que seguir y sabe qué decir y cómo en cada momento.


En resumen, Skyfall se convierte en lo que queremos de la saga de james Bond, una cinta de espías y acción salpicada de un homenaje al pasado y grandes interpretaciones. Se pueden decir muchas cosas respecto a skyfall pero la principal es que es una gran opción de puro cine que sabe aunar entretenimiento con calidad y demuestra que la saga de James Bond tiene continuidad para varios años sin necesidad de mirar hacia otras franquicias u otro lugar que no sea su propia saga.


Lo mejor: el cuidado planteamiento de cada línea del guión

Lo peor: Que se siga buscando peros y comparando.


Valoración: 8/10

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *